Ya tenemos embotellado el Gallus Optimus blanco y rosado, pero esta ocasión hemos apostado por Helix, un nuevo sistema que está revolucionando el concepto clásico de envasado de los vinos. Se trata de un tapón de corcho con el que puede abrirse la botella simplemente con la mano.

 Helix  es el primer tapón de corcho que se puede desenroscar fácilmente de la botella sin la necesidad del uso de sacacorchos, y con la misma facilidad se puede volver a tapar. Basta realizar un simple giro con la mano para abrir la botella de vino. De esta forma, se combinan todas las ventajas del corcho y del vidrio: la calidad, la sostenibilidad y facilitar su apertura y cierre.

 Se trata de un corcho con un diseño diseño ergonómico, el cual no tiene remates de plástico y está fabricado exclusivamente con corcho, y por otra parte, la botella de vidrio se presenta con una rosca de tornillo a través del agujero, la cual encaja con las hendiduras roscadas del corcho.

nuevo tapon helix en nuestro gallus optimus

helix